“DESACUERDOS. MUTACIONES DEL FEMINISMO”. ARTELEKU
Testu hau Artelekun “Mutaciones del Feminismo” jardunaldietan eman genuen hitzaldiaren laburpena da.
Informazio gehiago: www.arteleku.net
MEDEAK
Las Jornadas feministas que tuvieron lugar en Córdoba en 2000 marcan elcomienzo de la historia de Medeak según explicaron Josebe Iturrioz, Ana Txurruka yAurora Iturrioz, integrantes del colectivo durante su participación en el seminario Desacuerdos. Mutaciones del feminismo,
“El encuentro con mujeres jóvenes y varias de las ponencias que se presentaron nos marcaron profundamente. Entonces estabamos un poco perdidas y las jornadas nos ayudaron a ver la necesidad degenerar algo nuevo, crear otros espacios donde poder trabajar de forma diferente”,explicaron.
La historia de Medeak está ligada a la plataforma Plazandreok, algunas de las integrantes militaban con anterioridad en esta organización.
Al volver de Córdoba sintieron la necesidad de crear nuevos espacios de encuentro para las mujeres jóvenes, de trabajar de otra manera y acercarse más a la calle. Era vital romper con la dinámica de trabajo de Plazandreok y hacer otras cosas.
Las mujeres que hoy integran Medeak lo plantearon así en Plazandreok y la agrupación accedió acederles el local para que comenzaran a trabajar; la primera iniciativa que llevaron a cabo fue organizar unas jornadas e incorporar gente nueva al colectivo. El siguiente paso fue encontrar un medio que fuera adecuado para comunicar sus ideas, que les gustase y que tuviera trascendencia.
Uno de los principales objetivos de Medeak era realizar acciones directas en la calle, “tomar la calle” y conseguir ser visibles, “queríamos hacer política en la calle, trabajar los temas que nos interesaban: el cuerpo, la anorexia… y mostrar cual es nuestro discurso frente a ello en la calle, comunicarnos con la gente de manera directa y clara”, y se les ocurrió que el teatro podía ser la respuesta. El teatro podía servir para aunar el artey las reivindicaciones políticas.
Esta unión de arte y política posibilitó que mujeres artistas que no provenían del feminismo se integrasen en el grupo y comenzasen a trabajar de manera conjunta.
El primer teatro de calle que hicieron fue la Pasarela anti-Barbie. Trataba temas muy autobiográficos, temas muy unidos a las vidas de las mujeres jóvenes como el consumismo y los modelos de belleza imperantes en la sociedad hoy día, “se trataba de hablar de la relación que tenemos con nuestro cuerpo, a menudo problemática”, explicaron. El teatro se realizó en 8 de marzo de 2001 frente en el centro de San Sebastián, en el núcleo comercial donde se concentran tiendas como Mango o Zara.
Un año después, el 8 de marzo de 2002, estrenaron la pieza El mundo al revés (vamos a cambiarlo).
Este montaje trataba sobre el tema de la guerra y la inmigración vista desde los ojos de una mujer inmigrante.
Durante la campaña de las elecciones municipales del año 2002, Medeak apoyó la candidatura de Plazandreok, que se presentaba por tercera vez como plataforma electoral. Recuperaron de nuevo la Pasarela anti-Barbie y la representaron frente al Koldo Mitxelena kulturunea, uno de los centros culturales más importantes de la ciudad. Los dos trabajos realizados por Medeak, hasta este momento habían sido representaciones trabajadas con guión y personajes bien determinados que se integraban dentro del teatro clásico.
El segundo trabajo que presentaron dentro de la campaña electoral rompió esa línea de trabajo y se acercó más a la performance.
En esta ocasión, trabajaron sobre la relación entre arte y mujer y optaron por no utilizar guión con la idea de potenciar la presencia del cuerpo.
Realizaron la performance en la Plaza de Gipuzkoa de San Sebastián frente al edificio de la Diputación Foral, “estabamos en plena campaña y el ocupar un espacio en la ciudad, en que un grupo de mujeres se reúna en plena calle, en un núcleo de gran transito de personas nos pareció realmente una acción de transgresión”.
A partir de este trabajo empezaron a elaborar discursos más abiertos que daban pie a interpretaciones más abiertas, dándole protagonismo al cuerpo y al movimiento.
El 25 de noviembre de ese mismo año presentaron una performance que trataba sobre la violencia de género.
Este trabajo tuvo un gran éxito y los medios de comunicación publicaron artículos sobre el mismo y sobre el colectivo Medeak. “Nos sentimos muy contentas, era la primera vez que salíamos en los medios y era algo que deseábamos, pero no resultó como esperábamos. La imagen de la pieza que publicaron los medios fue la del momento en el que la mujer es agredida, no la del momento en que ella responde a la agresión. Se volvía a representar a la mujer como víctima”, afirmaron.
La respuesta de la mujer, el no victimizarla y mostrarla como sujeto activo ha sido una preocupación constante en los montajes de Medeak.
La denuncia de la situación de opresión y del sistema patriarcal ha estado integrado en su trabajo desde el comienzo, aunque no siempre han conseguido comunicarlo a la gente.
Una de estas ocasiones fue la perfomance que realizaron junto a otros grupos con motivo de la inauguración de Manifesta 5.
La pieza simulaba un akelarre y en el centro había un capullo de mariposa. Cada una de las sorginas llevaban una cinta de colores diferentes unida al capullo del que en un momento determinado emergía una mujer.
El objetivo de la acción era doble, por un lado trataba de denunciar el sistema machista, y por otro exigía otra realidad.
La denuncia la realizaban las sorginas con sus cintas y la alternativa a la realidad imperante lo representaba la mujer que emergía del capullo. “En nuestra opinión era una performance muy bonita, pero no la entendió nadie. No logramos nuestro objetivo principal: comunicarnos”, afirmaron.
La desilusión derivada del no haber sido comprendidas en su intervención en Manifesta 5 tuvo mucho que ver con la elección de la temática y el formato de su próximo trabajo.
Teatro de la ceni se presentó en la acampada organizada por EHGAM en 2004 y estaba basado en la reinterpretación de la Cenicienta de Lunila, una cuentacuentos feminista.
Volvieron a utilizar un guión y diálogos cerrados, la preocupación por comunicarse fue constante.
Con motivo de la celebración del 8 de marzo de este año, retomaron laperformance como medio y crearon Eta gu zer? Una pieza que combinaba el protagonismo del cuerpo y el movimiento con el texto, “optamos por utilizar una voz en off que transmitiera nuestras ideas y nos diera opción de movernos con más libertad”.
Cuidaron mucho la decoración y la movilidad y consiguieron un lenguaje más plural por medio de la combinación de recursos.
La pieza mostraba diferentes aspectos de la vida cotidiana de las mujeres como la maternidad, las relaciones entre madres e hijos, la exclusión del ámbito público a la que son sometidas o las agresiones.
Después de varios debates internos comenzaron también a incluir conceptos de la teoría queer en sus trabajos.
Beatriz Preciado fue quien les acercó los conceptos principales de esta teoria que hizo tambalear las certezas de quienes hoy integran el colectivo Medeak.
“La ponencia de Beatriz nos sembró de dudas,nos dimos cuenta que el feminismo clásico nos encorseta pero lo queer nos desparrama y en esa ambigüedad nos movemos. Introducimos en nuestra práctica ideas de la teoría queer que nos parecen interesantes y al mismo tiempo continuamos denunciando el patriarcado y la situación de opresión que vivimos”,explicaron.
A continuación mostraron imágenes de sus trabajos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s